La prioridad del método en la investigación pedagógica

Por  Rafael Sáez Alonso

Universidad Complutense de Madrid

La investigación científica sobre la educación tiene un valor extraordinario para generar conocimiento pedagógico. La investigación en el campo educación es una actividad que proporciona teoría de la educación, incide en ella, la mejora y le da calidad.

La investigación pedagógica nos permite construir una teoría de la educación que explica los hechos educativos. La investigación científica pedagógica es el camino del progreso y del avance frente a los mitos educativos que no se sustentan con un mínimo análisis experimental. La investigación científica pedagógica es el recorrido que debe realizar toda sociedad que pretenda ser mejor, más justa y más solidaria, generando teoría, en nuestro caso teoría educativa, que explique por qué un conjunto de fenómenos del universo se comporta del modo en que lo hace. Esto exige demarcar el objeto y el método para conseguir conocimiento pedagógico, usando la teoría de la ciencia y el método científico más actuales, adaptándonos a los paradigmas de investigación científica moderna. No podemos hablar de ciencia pedagógica sin referirnos a ellos.

Lo primero que ha de demostrar una teoría pedagógica es que está basada en la ciencia, en la razón y no en la política, en la retórica, en la ideología, y aún menos, en la ignorancia, en la fugaz ocurrencia o en la impresión personal, difusa y apriorística de unos supuestos expertos. Porque, en nuestros tiempos, tenemos el peligro de fundamentar la educación en mitos, banalidades educativas, ideologías o en magia metamorforseada en pseudociencia.

Cuando se apagan las luces de la razón, las fuerzas de las creencias irracionales dan consignas científicamente inaceptables. El irracionalismo y el racionalismo son incompatibles. La una es antítesis de la otra. De ahí la petición de criterios científicos que abonen el campo de la teoría de la educación, de la pedagogía y de la educación, donde la ciencia pedagógica, la metodología y su campo de investigación, en el cual se encuentran los materiales de la educación y que son su objeto de conocimiento, configuren y construyan nuestro mundo de seres humanos.

Los criterios de rigor científico en la investigación pedagógica han ido evolucionando desde propuestas vinculadas a planteamientos positivistas, pasando por el establecimiento de criterios cualitativos, filosóficos y hermenéuticos hasta discurrir actualmente por vías de integración. Integración fundamentalmente de métodos, aunque se siga discutiendo sobre cuestiones epistemológicas.

En la elaboración del conocimiento científico pedagógico apostamos por una objetividad ontológica y una objetividad de procedimiento. La primera hace referencia a que los que investigan el campo educación quieren percibir, entender y verificar la realidad que está realmente ahí fuera eliminando la percepción subjetivista, las creencias, la fantasía, la ideología o el deseo del investigador. Y la segunda, la objetividad de procedimiento, propone una forma particular de objetividad a través del desarrollo y utilización de un método que elimina, o aspira a eliminar, la incumbencia del juicio personal en la descripción y valoración de un estado de hechos.

El autor del artículo “La prioridad del método en la investigación pedagógica” (2017), publicado en la Revista Española de Pedagogía, resalta y admite que no son posibles una objetividad prístina ni una subjetividad pura. Es decir, que la elaboración del conocimiento científico en el campo de la educación va a navegar entre la Escila de la objetividad y el Caribdis de la subjetividad, sabiendo que aquella nunca será absoluta, ni ésta, totalmente pura.

En investigación pedagógica el método es lo primero. La ciencia descansa sobre el método. Porque la ciencia y la investigación descansan fundamentalmente y sin ningún género de discusión sobre el método. Para ellas, el método es casi todo. Al hablar de método nos referimos a una manera de plantear cuestiones y avanzar a las respuestas. El método como conjunto de técnicas o procedimientos que se emplean en una ciencia. El método como epistemología o como teoría del conocimiento. El método como disposición intelectual, como actitud para separar lo opinable y lo verdadero. El método como procedimiento general de investigación en el campo de la ciencia.

Elaborar una investigación educativa de carácter científico que explique los acontecimientos educativos nos exige actuar ateniéndonos a unas condiciones especiales según los campos de estudio que la metodología debe justificar. Son los métodos los que nos permiten estar seguros de la validez y fiabilidad de las conclusiones de investigación, abriéndonos un abanico de posibilidades. Por eso, se presentan algunos principios básicos sobre la metodología a tener en cuenta y que deben estar presentes en la investigación pedagógica, desde la fuerza del conocimiento pedagógico que está fundamentada en el método, el Principio Fundamental de la Metodología y la correspondencia objetual como condición metodológica general, el pluralismo metodológico y el escepticismo metodológico para investigar la realidad del campo educación.

Somos educadores. Todas las investigaciones son necesarias y nos ayudan a ejercer como tales. Cuanto más se afine la medida de una investigación, más se iluminarán las otras. Y utilizamos la investigación para desarrollar y refinar la teoría y la práctica educativas. La investigación es nuestra esperanza. Y queremos generar esperanza en la investigación científica pedagógica.

Todo ello descansa de modo incontrovertible sobre el método, es decir, sobre el procedimiento o conjunto de procedimientos, que sirven de instrumento para alcanzar los fines de la investigación.

Referencias bibliográficas:

Sáez Alonso, R. (2017). La prioridad del método en la investigación pedagógica. Revista Española de Pedagogía, 75 (267), 239-254. DOI 10 22550/REP 75-2-2017-04

Cómo citar esta entrada:

Sáez Alonso, R. (2017). La prioridad del método en la investigación pedagógica. Aula Magna 2.0. [Blog]. Recuperado de: http://cuedespyd.hypotheses.org/2867


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *