Acerca de los MOOC. Conceptos, opiniones y conjeturas personales

Escribe: Beatriz Fainholc (CEDIPROE – Argentina)

Ya se reconoce la crisis epistemológica, económica  y de otros tipos, que se están viviendo en todas las áreas. Todo tambalea en tiempos digitales y cada institución de educación superior/universitaria responde como puede, a su modo. Trata de  reformular su quehacer al  buscar un nuevo  sentido, lo que incide en la gestión y su inserción en la sociedad, su desempeño organizacional para la satisfacción de las necesidades personales, sociales, ocupacionales, entre muchas, –  fluctuantes, impredecibles, etc.-, que son demandas por la cultura digital.

Se obliga así a poner en marcha un nuevo modelo organizacional de enfoque tecnológico que se piensa puede ser mejorar el desempeño institucional  y al mismo tiempo, reducir de manera enérgica y constante, los costos.

 Hoy es el turno de los MOOC ofrecidos de modo de recursos educativos abiertos (REA) no solo por universidades prestigiosas, sino por otras muchas mas, a lo largo y ancho del mundo.

Se trata de una innovación disruptiva, como se sostiene [1], que frente a la ambigüedad generalizada de las infinitas problemáticas educativas,  para corresponderse con el mundo y la vida actuales, se piensa podrían satisfacer en algo aquellas preocupaciones.

La evolución esperada de esta propuesta y formato como también la investigación ulterior  para su mejoramiento y rigorización , ciertamente es necesaria.

 Sin embargo esta propuesta abierta y masiva que se apoya en herramientas  on line,-  discusión en línea,  foros, videos, trabajo colaborativo, seguimiento algorítmico  automatizado para las evaluaciones-, aunque sea solo para la difusión del saber , con un leve certificado de cumplimentación de las actividades ofrecidas , sin acreditación profesional, no resiste cualquier análisis de perfil formativo.

 Se piensa que los MOOC pueden ayudar, y  podrían hacerlo si partiesen de otra concepción educativa, con otro tipo de  implementación y evaluación de los programas educativos  on line, sostenida por potentes e interdisciplinarias reflexiones, contrastaciones e investigaciones teóricas y empíricas cuantitativas y web-etnográficas

 Mis apreciaciones luego de cursar en MOOC

 (Por razones obvias no daré ni el nombre del curso, la universidad prestigiosa  ni la organización mundial  ofertante del mismo)

 No podía expedirme acerca de los MOOC sin haber antes cursado un curso  y de madurar ciertas ideas a partir de estas experiencias, muchas de ellas ya publicadas y que coincido.

En mi opinión, se trata de  laboratorios  para observar y experimentar el  aprendizaje virtual.  Por sus connotaciones de ser  propagable no solo a dimensiones impensadas de cobertura y extensión, sino por captar una enorme cantidad y calidad de metadatos que  le serán  útiles para una observación no solo de los componentes tecnológico- educativos que incorporan, sino para recoger usuarios potenciales. Pienso, además que servirá para estudiar muchísimas vertientes  que serán útiles para  analizar  progresiva y exhaustivamente propuestas no convencionales de educación superior on line, en el camino de hacerlas  mas serias, renovadas.

Creo que lo de laboratorio remite a la idea de “vamos a ver qué pasa con este formato de educación a distancia/on line”, al  aprovechar  las plataformas y redes colaborativas y  las comunicaciones digitales de la sociedad  de la información. Lo que esta bien en términos de investigación. ¿Pero somos conejitos de indias los que participamos? Mas allá que accedemos a bibli y webgrafia interesante.

Como  estamos en las manos de los gigantes de Internet, con todas las connotaciones bien conocidas y registradas en la literatura[2], estamos como estudiantes al azar.

Al comienzo todas estas  tecnologías aparecieron como algo estupendamente abierto y democratizador, exuberantes y caóticas, como  lo siguen siendo.

Sin embargo de liberadoras se han convertido en  controladoras, como hemos escrito reiteradamente, también  el disciplinamiento cultural a que tienden.

Relacionado a ello, la concepción de diseño de los cursos MOOC poco  reflejan las diversas visiones del mundo que presentan (con los miles de estudiantes que congregan), y que tampoco  lo podrían hacer. Menos se apoyan, parten y escuchan las teorías de la aprendizaje y la enseñanza virtual, y aun menos, consideran las voces de culturas diferentes, que portan otros valores, ideologías, representaciones sociales/ mentales, etc.

Ni que hablar del lenguaje: porque la mayoría de los MOOC hablan en inglés, con las consabidas discriminaciones y e-exclusiones  ya sobradamente apuntadas. Al asumir que la experiencia educativa es la misma para todo el globo, o considerar un superficial multiculturalismo, se reduce la complejidad de los considerandos contextuales culturales, por lo que es fácil darse cuenta acerca del disciplinamiento nombrado (o uniformidad) cultural con que operan.

 Mis conjeturas:

  • Lo que otorga un carácter formativo a cualquier propuesta educativa no son las máquinas (como tantas veces lo hemos dicho y muchos lo reafirman), sino  son las personas, a través de la interacción social sostenida y la interactividad tecnológica prolongada y cuidada. Ello es lo que  va construyendo no solo la comprensión profunda del contenido conceptual y la captación metodológica[3] de la propuesta, sino la construcción del sentido pedagógico  de aquélla propuesta, transferible a otras situaciones formativas. Aquellas se dan entre los profesores y alumnos, mediados por ambientes virtuales, mas allá de los contenidos que el  curso ofrezca. Unos de buen nivel,- según las universidades-, pero en general  considerados de modo superficial.
  • También los diseñadores- instructores que armaron la propuesta (por el mismo salario y con el doble de tiempo de trabajo), de organizar los contextos de aprendizaje virtual, e interactuar con los estudiantes, que en su gran mayoría “bajó- hizo download”, el material de la web , luego deserta sin demora. Otros lo hacen en el medio de la realización de las actividades didácticas (que fueron interesantes y de discusión colaborativa con no muchos alumnos, si se lo compara con los 2.500 que se habían inscrito en dicho  curso-, sin intervención, guía o estimulo de continuación por parte de los tutores , que respecto de sus funciones en ambientes virtuales se refiere, fueron inexistentes.
  • No creo que se logre capturar por carismáticos emprendedores/managers  de la educación superior on line, los muchos programas on line, que resultarán altamente provechosos económicamente, y que siguen  las reglas del mercado, que es lo que se procura.

 Mis observaciones

  • Alrededor de los MOOC  se ha construido una mística con un fuerte  marketing basado en un supuesto dela teoría  conectivista de  carácter constructivista, nunca del todo justificada ni avalada.
  • Frente a las crisis institucionales y de gastos de las universidades convencionales y/o con programas virtuales, se percibe que la búsqueda de reducir el financiamiento, prevalece a las ideas pedagógicas y a una tecnología educativa rigurosa, apropiada y crítica [4].
  • Esta “empresarialización de la educación” sirve luego para ofrecer este modelo a todo el mundo educativo, de formación de RRHH corporativo, etc., con cursos cortos, que por otro lado siempre existieron a distancia, en diversos formatos . También ofrecer cursos mas prolongados o carreras pagas, apoyados en los datos y metadatos recogidos en la convocatoria de un curso especifico. Se supone que ahora los profesores trabajarían en profundidad en su trabajo pedagógico tutorial, ya que la universidad ha avalado su prestigio para los nombrados, y así comienzan a ser conocidos.
  • ¿Podemos seguir hablando de “masas” MASIVO en una sociedad hiperfragmentada donde los grupos de consumo e identidades se desarman y recomponen a ritmo continuo? La idea de “masa” no es sólo cuantitativa: implica también la existencia de una “homogeneidad” que cada día está más en discusión en los nuevos entornos de comunicación. Sin duda estamos de frente a fenómenos masivos por su cantidad, pero no  se trata de “hipermediaciones” con equidad y  calidad.
  • Creo, que se debería, frente a los nuevas propuestas educativas electrónicas, practicar una sociología de la educación a distancia considerando las  redes protagonistas globalmente, de comunicación  multipunto,  sin costos (REA: recursos educativos abiertos) inscrita en el campo de los Estudios Culturales.

 Me parece, que subyace una concepción política “de utopía  tecnológica” ahora referida  a lo homogéneo, lo masivo y lo común, basada en la participación individual o de pequeños grupos de actores  que ocupan solo aun, el lugar de “consumidor”.

 Para finalizar

Cualquier metodología tecnológico- educativa cara a cara, virtual o mixta, tendrá que ser repensada críticamente, desde el punto de vista de una pedagogía virtual,  a la luz de los propios compromisos conceptuales  y metodológicos, acerca de la relacionalidad de las variables intervinientes que fueron seleccionadas, una insoslayable  contextualización y una impredecible contingencia.

Es de esperar que ello sea un desafío que toda universidad ejecute respecto de  los MOOC antes de diseñarlos e implementarlos.

__________

[1] Christensen, C. de la Harvard  Business School, sostiene por  “innovación disruptiva” en los negocios que los rivales fuertes desplazan a los competidores  ya existentes en el mercado, estableciendo con productos de bajo costo y captan un mercado cada vez mayor hasta ser dominante.de mayor margen. Citado y comentado por Zapata Ross, M. en las VI Jornadas de Redes de Investigación en Innovación Docente de la UNED,(2013).

[2] Fainholc, B.(2008) Programas, profesores y estudiantes virtuales. Una sociología de la educación a distancia. Santillana, Bs As.

[3] Más aun si de trata de formación y capacitación docente en cursos on line.

[4] Fainholc, B. Una tecnología educativa apropiada y crítica. Nuevos conceptos, Edit Humanitas-lumen, Buenos Aires, 2012.


Imprimir ésta entrada Imprimir ésta entrada
This entry was posted in Entradas and tagged . Bookmark the permalink.

One Response to Acerca de los MOOC. Conceptos, opiniones y conjeturas personales

  1. Pingback: Acerca de los #MOOC. Conceptos, opiniones y conjeturas personales | Aula Magna 2.0 - Educacion enpildoras.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong> <embed style="" type="" id="" height="" width="" src="" object="" allowfullscreen="" allowscriptaccess="" cachebusting="" bgcolor="" quality="" flashvars=""> <iframe width="" height="" frameborder="" scrolling="" marginheight="" marginwidth="" src=""> <object style="" height="" width="" param="" embed=""> <param name="" value="">