Carácter y hábitos para el aprendizaje: definición y proyecto de medición

Por Ignacio de Bofarull

Universitat Internacional de Catalunya

 

Este trabajo estudia cómo influyen las competencias que dirigen el trabajo intelectual escolar, los hábitos, las fortalezas de carácter y la actitud del estudiante en los procesos de enseñanza-aprendizaje. Hasta hace poco la educación del carácter constituía un asunto restringido a la educación moral y cívica. Pero ahora se insiste mucho en lo que se denomina character performance: es decir aquellas habilidades y virtudes que colaboran estrechamente en el trabajo intelectual, en este caso escolar, en el estudio, en el desarrollo de las competencias que llevan al éxito académico. Ahora, las nuevas investigaciones sobre las habilidades no-cognitivas y el aprendizaje socioemocional reflejan cómo estos planos de la personalidad dan consistencia a los procesos de enseñanza-aprendizaje escolares no solo en el punto que centra su interés en la inmediata comprensión de los contenidos, sino también en todos los elementos que tienen que ver con la actitud, la atención, la concentración, el despliegue de trabajo intelectual escolar que exige ese aprendizaje. Estamos hablando de la perseverancia que demanda trabajar en casa, repetir ejercicios, repasar, forjar una buena capacidad lectora o una buena habituación en escritura.

Sigue leyendo