Volviendo al ESCI (Emerging Sources Citation Index) desde el pensamiento de WoS

Por Arturo Galán. Facultad de Educación. UNED. Editor de Aula Magna 2.0 y Editor Jefe de Bordón. Revista de Pedagogía


agalánEl nuevo ESCI (Emerging Sources Citation Index) de la Web of Science (WoS) sigue dando de qué hablar, sobre todo en los blogs especializados y en algunos editoriales, y no siempre se acierta en los comentarios, en ocasiones por falta de información. Nos consta que desde la WoS se está haciendo un esfuerzo por transmitir cuál es la política de la empresa, su nuevo empuje para hacer sus procesos de evaluación más transparentes y desmentir algunos bulos como que hay que pagar para ser evaluados o para entrar en las bases de datos más selectivas, o que sea un club elitista cerrado para la mayoría de editores. En este sentido, ha sido un gran acierto que Thomson Reuters haya apostado por fin por una española, Mila Cahue, para mejorar las relaciones de WoS con nuestra comunidad científica. Agradezco a la editora regional de WoS sus comentarios previos sobre este post.

ESCI_button

Como hemos adelantado en este mismo blog (Galán, 2015a y 2015b), la misteriosa lista de las revistas elegidas ha ido creciendo paulatinamente y todavía no está concluida. De las tres revistas españolas que se comunicaron extraoficialmente en un post español que debió ser retirado (ver comentarios al post de Galán, 2015a), hemos pasado a las 29 actuales, de modo que el número puede rozar las 60 si se mantiene la ratio actual y se alcanzan las 6000 revistas que prevé tener indexadas WoS en 2016. Según el Journal Master List de WoS tenemos, pues, 29 revistas españolas entre 201 revistas de educación, del total de 3005 revistas indexadas a fecha de hoy en ESCI. Estas son las revistas españolas:

  1. AGORA PARA LA EDUCACION FISICA Y EL DEPORTE
  2. AVANCES DE INVESTIGACION EN EDUCACION MATEMATICA
  3. BORDON-REVISTA DE PEDAGOGIA
  4. CAMPUS VIRTUALES
  5. DIGITAL EDUCATION REVIEW
  6. EDUCATIO SIGLO XXI
  7. ENSAYOS-REVISTA DE LA FACULTAD DE EDUCACION DE ALBACETE
  8. ESPACIO TIEMPO Y EDUCACION
  9. FORO DE EDUCACION
  10. IJERI-INTERNATIONAL JOURNAL OF EDUCATIONAL RESEARCH AND INNOVATION
  11. INVESTIGACIONES SOBRE LECTURA
  12. JOURNAL OF NEW APPROACHES IN EDUCATIONAL RESEARCH
  13. OCNOS-REVISTA DE ESTUDIOS SOBRE LA LECTURA
  14. PEDAGOGIA SOCIAL REVISTA INTERUNIVERSITARIA
  15. PIXEL-BIT- REVISTA DE MEDIOS Y EDUCACION
  16. PROFESORADO-REVISTA DE CURRICULUM Y FORMACION DE PROFESORADO
  17. QUALITATIVE RESEARCH IN EDUCATION
  18. REDU-REVISTA DE DOCENCIA UNIVERSITARIA
  19. REICE-REVISTA IBEROAMERICANA SOBRE CALIDAD EFICACIA Y CAMBIO EN EDUCACION
  20. RELIEVE-REVISTA ELECTRONICA DE INVESTIGACION Y EVALUACION EDUCATIVA
  21. RELIEVE-REVISTA ELECTRONICA DE INVESTIGACION Y EVALUACION EDUCATIVA
  22. REVISTA ELECTRONICA DE INVESTIGACION DOCENCIA Y CREATIVIDAD-DOCREA
  23. REVISTA ELECTRONICA INTERUNIVERSITARIA DE FORMACION DEL PROFESORADO
  24. REVISTA EUREKA SOBRE ENSENANZA Y DIVULGACION DE LAS CIENCIAS
  25. REVISTA IBEROAMERICANA DE EDUCACION
  26. REVISTA LATINOAMERICANA DE TECNOLOGIA EDUCATIVA-RELATEC
  27. RIE-REVISTA DE INVESTIGACION EDUCATIVA
  28. RIED-REVISTA IBEROAMERICANA DE EDUCACION A DISTANCIA
  29. RUSC-UNIVERSITIES AND KNOWLEDGE SOCIETY JOURNAL

Se trata de un listado abundante donde encontramos revistas de muy distinta procedencia y naturaleza. Algunas son muy recientes, otras son menos conocidas y bastante locales. La mayor parte son anuales o bianuales, y sólo tres son cuatrimestrales. No sabemos el criterio con el que se van incorporando unas revistas antes que otras y, por lo que hemos podido comprobar al consultar los contenidos cubiertos, cuando se indexa una revista no se cubren todos sus contenidos correspondientes a 2015, sino que se ha empezado por uno de los números y suponemos que irán incorporando más contenidos posteriormente.

La pregunta que nos hacíamos hace unos meses en el post sobre “El misterio de la lista ESCI” (Galán, 2015a) sigue parcialmente abierta. ¿Cómo y quién ha seleccionado estas revistas? La información pública de WoS afirma que son los propios editores de WoS, junto con sus usuarios, los que han propuesto los primeros 6000 títulos en función de una suficiente calidad contrastada según sus criterios editoriales, que también son públicos.

Repiso y Torres-Salinas (2016) indican que “Esta base de datos se caracteriza por aglutinar a aquellas revistas que están en proceso de evaluación/consideración para ser indexadas en los índices de prestigio “Science Citation Index”, “Social Science Citation Index” o “Arts & Humanities Citation Index”. Emerging no responde ni a un área geográfica ni a un campo científico, como era el caso de las últimas adiciones de Thomson Reuters. ESCI responde a un status de las revistas que es el de sala de espera. Igualmente, las revistas que dejen de cumplir los requisitos de impacto de estos productos no desaparecerán como sucedía hasta ahora, sino que pasarán a ser indexadas en ESCI”. Esta información es coincidente con la que he obtenido personalmente de un responsable de WoS sobre el proceso de indexación en ESCI: “Se ha comenzado por las que estaban en proceso de evaluación para las colecciones principales, de manera que ese lapso de tiempo desde que se empieza a evaluar una revista, y la toma de decisión final por parte del evaluador, sea transparente para el editor. Es decir, una vez que se cumplen unos requisitos mínimos de calidad científica y académica, el resto del proceso puede ser seguido por los editores: puntualidad en la publicación y actividad de referencias citadas, principalmente. También se están indexando revistas propuestas por los usuarios de Web of Science, o que tengamos constancia de su calidad. De la misma manera, algunas revistas que han dejado de cumplir con los requisitos para estar en las colecciones principales, en vez de desaparecer de Web of Science, pueden seguir presentes en esta edición ESCI, de manera que si su actividad y calidad mejora, se puedan tener parámetros accesibles para su reevaluación, siempre con criterios objetivos y transparentes”.

Sin embargo, viendo el tipo de revistas españolas incluidas en el listado anterior, podría surgir la duda sobre el origen del listado del que partió WoS para empezar su proceso de evaluación. Está claro que algunas revistas fueron recomendadas por los propios usuarios de WoS, pero, ¿cómo seleccionaron los editores de WoS el resto? Si al final se llega a la cifra de 60 revistas españolas indexadas, sería casi la mitad del conjunto de las 133 revistas vivas españolas presentes en MIAR. ¿Será posible que los editores de WoS hayan revisado los 133 títulos y acaben seleccionando unas 60 para ESCI? Resulta curioso que se hayan seleccionado revistas prácticamente con cero citas para estar en la antesala del JCR. Muchas de estas revistas nunca solicitaron (ni se plantearon) solicitar la entrada en ESCI y menos en índices como el SSCI, mientras que otras, como Bordón, están en pleno proceso de evaluación. No obstante, WoS considera que muchas revistas de ESCI ni siquiera se plantean acceder a las colecciones más selectivas como el SSCI (JCR) (ni podrán hacerlo, por ejemplo, porque su carácter local o su determinado ámbito de especialización impedirá alcanzar la citación suficiente), pero tienen una calidad de contenidos suficiente como para que WoS considere importante hacerlos visibles para la comunidad científica internacional. El acceso a las bases selectivas dependerá del impacto que consiga cada revista. En este sentido, los responsables de WoS afirman que no se trata de un club cerrado, sino que el acceso depende del refrendo que dan los científicos a las revistas en forma de citas. Si consigues una media de citas significativas, accederás a las bases selectivas en el cuartil correspondiente.

Uno de los aspectos esenciales para editores y para autores es el valor que se va a otorgar a este índice por parte de las agencias de calidad. Inicialmente, haber sido seleccionado por la Web of Science como una revista con un contenido interesante para ser indexado en la base de datos más influyente del mundo, debe ser una cuestión a valorar favorablemente. En este sentido, tampoco compartimos la visión de Repiso y Torres-Salinas (2016) cuando asemejan ESCI a Latindex y a ERIHPLUS. Sus apreciaciones no coinciden con la autodefinición del proceso de selección publicado en el flyer de ESCI. No creo que haya evidencias a favor de esta tesis, basta con ver la magnitud del listado de Latindex o los casi ridículos (hoy por hoy) criterios de ERIHPLUS. Igualmente, estos autores se decantan por la política de las bases reducidas y muy selectivas de WoS frente a Scopus, pero gran parte de los científicos de ciencias sociales pensamos que JCR es una base de datos demasiado restrictiva y pequeña para nuestros campos, excesivamente sesgada hacia el mundo anglosajón y poco ajustada para valorar la producción española en ciencias sociales y jurídicas. Por esta razón hemos recibido con agrado que la CNEAI haya considerado al SJR de Scopus al mismo nivel que al JCR para evaluar los tramos de investigación de los profesores en el campo de Educación.

No olvidemos la enorme población de doctorandos, profesores jóvenes, profesores senior, investigadores, etc., a los que se les exige publicar en JCR para defender su tesis doctoral o para superar procesos de selección y promoción, dirigir proyectos de investigación, etc. El número de revistas presentes en SSCI en la categoría de Education & Educational Research es a todas luces insuficiente para dar cabida a tal demanda internacional, aun cumpliendo los requisitos de calidad. El embudo cada vez es mayor y los buenos trabajos deben competir con otros cientos de las mismas características de nivel internacional. De esta forma, los trabajos locales, aunque de calidad, tienen menos posibilidades de prosperar. En este sentido, celebramos la aparición de ESCI, pero este esfuerzo será inútil para los científicos españoles si no lleva aparejado el reconocimiento explícito de nuestras agencias de calidad, de modo que no se le relegue al limbo de la ambigüedad como ha sucedido con otros índices importantes como el Sello de Calidad FECYT, DICE, IN-RECS, RESH, ANEP, etc.

Me inclino a pensar que ESCI es un producto que responde a la mayor expansión regional del índice SJR de Scopus y a la mayor exigencia de transparencia y objetividad por parte de la comunidad científica internacional. Podría decirse que ESCI, como base de datos de impacto, está a un nivel inferior que el SJR, pues este publica el factor de impacto de todas sus revistas; ESCI, por su parte, sólo contabilizará las citas, pero no publicará un índice de impacto. Tendremos que ver, en un futuro próximo, cuántas revistas y con qué criterio pasan de ESCI a los índices con factor de impacto y cuál es la apertura del JCR a las revistas regionales más destacadas. En todo caso creo que, de cara a las próximas políticas de evaluación de la ANECA-CNEAI, ESCI debe aparecer explícitamente como una de las bases de datos que contribuya a obtener una evaluación positiva de la producción investigadora.

Quedan en el tintero otras cuestiones también debatidas, como la profesionalización (Diestro, Ruiz-Corbella, y Galán, 2015) o la sostenibilidad económica de nuestras revistas y el no retorno a las mismas de las ventas de las grandes empresas de indexación (Galán, 2015c). Es un tema que queda pendiente para un próximo post. Por lo pronto, es un placer anunciar que todas las preguntas sobre estas cuestiones podrán plantearse en lo que considero que será una más que interesante mesa redonda en el congreso de la Sociedad Española de Pedagogía el 29 de junio, donde intervendrán editores responsables de WoS y Scopus y técnico-políticos responsables de la evaluación de profesores y revistas en España (ANECA y FECYT). Espero que nos podamos ver en Madrid-SEP2016.

SEP2016

Referencias bibliográficas:

Diestro, A., Ruiz-Corbella, M., y Galán, A. (2015, noviembre, 13). Profesionalización e idiosincrasia de las revistas científicas de educación. Aula Magna 2.0. [Blog]. Recuperado de: http://cuedespyd.hypotheses.org/801 

Galán, A. (2015a, octubre, 23). El misterio de la lista ESCI. Aula Magna 2.0. [Blog]. Recuperado de: http://cuedespyd.hypotheses.org/665

Galán, A. (2015b, diciembre, 18). ¿Editores o “pringaos”? Jugando la liga del factor de impacto. Aula Magna 2.0. [Blog]. Recuperado de: http://cuedespyd.hypotheses.org/1007 

Galán, A. (2015c). (Artículo Editorial). La hora del impacto. Bordón. Revista de pedagogía, 68, (1), pp. 9-14. doi:http://dx.doi.org/10.13042/Bordon.2016.68101

Repiso, R. y Torres-Salinas, D. (2016). Características e implicaciones del índice de citas Emerging Source Citation Index (Thomson Reuters): las revistas en estado transitorio. [RedIRIS, 1 de febrero de 2016]. Recuperado de: https://listserv.rediris.es/cgi-bin/wa?A2=IWETEL;18f9508f.1602a

Cómo citar esta entrada:

Galán, A. (2016, marzo, 4). Volviendo al ESCI (EMERGING SOURCES CITATION INDEX) desde el pensamiento de WoS. Aula Magna 2.0 [Blog]. Recuperado de: http://cuedespyd.hypotheses.org/1250

descarga-en-pdf


4 pensamientos en “Volviendo al ESCI (Emerging Sources Citation Index) desde el pensamiento de WoS

  1. Pingback: Volviendo al ESCI (Emerging Sources Citation In...

  2. Pingback: Volviendo al ESCI (Emerging Sources Citation In...

  3. Como en casos anteriores, de otrospost y de otros autores, Arturo confunde estar en ESCI con aparecer en MJL.
    Como he señalado en varias ocasiones, y la última ha sido en el post accesible en http://red-dusc.blogspot.com.es/2016/03/web-of-science-lo-importante-es-la.html, hay al menos dos revistas que están en ESCI y no están en MJL, seguramente serán más, una de ellas es RED, como se acredita documentalmente, y como se ignora no sé si deliberadamente una vez más.
    Esto carecería de importancia si no fuese porque cada vez que aparece una lista de éstas recibo una cascada de mensajes e interrogaciones de autores colaboradores, miembros de los consejos y amigos en general sobre si nos han sacado de ESCI o qué ha sucedido.
    Por tanto ruego que en lo sucesivo, si se quiere sacar exclusivamente la lista de revistas de MJL, se diga explícitamente lo que se está ofreciendo: El nombre de las revistas que están en esa lista.
    Por otro lado sé que están indexados los 33 artículos de RED que se han publicado en los cuatro números aparecidos desde enero de 2015. Sin embargo no he encontrado artículos de otras revistas de ESCI, ¿se pueden acceder? ¿alguien sabe cómo hacerlo?

    • Gracias Miguel, sé que eres insistente al respecto, pero creo que no lees correctamente la información que se publica, que eres tú el que está confundido. La mayoría de post, como el mío, simplemente dan fe de lo que es público hasta el momento, tomando el único dato fidedigno que es el MJL, filtrando por ESCI. Por ejemplo, Bordón era una de las primeras revistas que había recibido comunicación de haber sido admitida en ESCI, pero hasta hace pocos días no aparecía ni en MJL ni en WoS. Mi post reproduce lo que es público desde la fuente oficial de Thomson Reuters. Y como explico, creo que con una claridad meridiana, se reproduce dicho listado ofrecido por TR a día de hoy. Probablemente, antes de que acabe el año, la revista que diriges también aparecerá en el MJL y, a la par, los contenidos aparecerán en WoS. Buscar otro tipo de mensajes ocultos no tiene, en mi opinión, sentido ni fundamento. Saludos y espero que tu revista aparezca pronto. Los que han tenido la suerte de aparecer los primeros, tienen las ventajas que pueden recopilar antes las citas, nada más. Todos los que recibimos en su día el mensaje de nuestra aceptación en ESCI, lo hemos publicado en nuestras web y no creo que requiera mayores explicaciones.
      Sobre tu pregunta, puedes acceder a todos los artículos indexados en ESCI a través de la web de pago de WoS, seleccionando ESCI como la única base de datos en la que buscar. Saludos,
      AGG

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *