La Retórica como motor de la educación

 Por Eduardo Fernández Fernández[i]

Departamento de Filología Clásica

Universidad Complutense de Madrid

Palabras clave: REP, historia de la educación, enseñanza y ejercicios de retórica, retórica en Roma

 

La historia es maestra de la vida y también en el caso de la educación el testimonio de las antiguas aportaciones de griegos y latinos resulta hoy interesante para entender la historia y la evolución del proceso educativo en la sociedad occidental. Sin duda, los hombres de la edad posmoderna que nos ha tocado vivir somos herederos de los antiguos, que ya alcanzaron un alto grado de sofisticación en la organización social y cultural de los ciudadanos por medio la educación. Sin embargo, también existen diferencias: por ejemplo, la educación comenzó como un servicio privilegiado en el que únicamente las personas con mayor estatus social recibían educación formal. Hoy la educación constituye una institución fundamental para la mayoría de las sociedades, como principal motor de bienestar y ascenso social.

En la antigüedad grecolatina era fundamental la formación de personas capacitadas, cultas y profesionales que supieran expresar adecuadamente sus ideas por medio del discurso, cómo tomar decisiones políticas, cómo defender una postura o acusar a determinada persona y persuadir al juez de adherirse a su argumento y conclusiones. Estas características se desarrollaban en la escuela de retórica. El sistema educativo romano, que es el que ha llegado hasta nosotros a través del origen de la institución y los estudios medievales del trívium y el quadrivium, primero, y con el nacimiento de los estudios universitarios después, es una adaptación y evolución de la original propuesta griega.

El objetivo de este trabajo es identificar la influencia de la educación romana en la cultura occidental y rescatar la importancia de la retórica para la educación contemporánea. Partiendo de las fuentes antiguas, el artículo describe las características educativas en Roma, su papel dentro de la sociedad, quiénes y cómo recibían la educación, qué cambios sufrió durante la historia y, sobre todo, cuál fue el papel de la retórica en las escuelas de la antigua Roma. En realidad, la enseñanza retórica, por ser la más completa formación para el ciudadano, se suele poner en relación con la enseñanza superior.

Tradicionalmente se contemplan tres etapas históricas en las que la educación latina tiene características diferenciadas. Es lógico, poque desde la fundación de Roma en el 753 a.C. hasta la caída del imperio romano de occidente en el 476 median más de 13 siglos de distancia.

En los primeros tiempos la educación dependía de los padres con el objetivo de transmitir las austeras costumbres de los antepasados (mos maiorum); posteriormente, cuando el auge económico provocado por los éxitos militares lo permiten, el contacto con la cultura helenística en sus manifestaciones culturales, literarias y de pensamiento, acabó por imponer una renovación educativa, que no terminó de extenderse hasta finales del sigo II a.C. y no sin serios problemas planteados por los aristócratas más conservadores; finalmente la última fase se identifica prácticamente con la época del imperio. Roma hace una síntesis del modelo educativo griego, pero impregnado ya del pragmatismo romano y, además, comienza a contar con una importante presencia del cristianismo, tanto social y cultural como política. Esta última etapa histórica supone la puerta de entrada a la Edad Media y el definitivo asentamiento de la cultura occidental. Es un periodo de intensa burocratización de las instituciones, que también va a influir en el sistema educativo.

Fuente de la imagen: Pixabay

A continuación, presentamos los contenidos y las diferentes etapas en la formación escolar: empezamos con la descripción de la jornada escolar, los distintos tipos de profesores y la estructura de la educación. A partir de los siete años comenzaba la educación elemental. La escuela recibía el nombre de ludus litterarius, estaba bajo la dirección del magister y de otros maestros como el litterator, o el calculator, encargados de enseñar a leer, a escribir y a realizar sencillas operaciones aritméticas. Cuando los chicos cumplían once años, pasaban a depender del grammaticus para profundizar en el correcto uso del lenguaje, la ciencia de hablar sin incorrecciones gramaticales y realizar una explicación de los poetas.

Por último, el tercer periodo correspondía a la escuela del rhetor a la que acudían aquellos que querían perfeccionar su educación hasta los veinte años aproximadamente. El rhetor enseñaba diferentes figuras retóricas: los lugares comunes, a realizar encomios o vituperios, comparaciones, paráfrasis, y a elaborar tesis. Se hace, además, especial énfasis en el papel de la retórica en la educación, los diferentes ejercicios declamatorios (controversias y suasorias), su función como creadora de ciudadanos participativos y finalmente, los motivos de la decadencia de la retórica.

Entre las conclusiones comprobamos cómo los métodos de enseñanza y modelos educativos heredados de los griegos y cultivados por los romanos aún conservan algunas de sus principales características en la sociedad actual. Para bien o para mal, se heredan tanto las virtudes como los problemas de la educación, tal es el caso del interés por desarrollar la capacidad argumentativa del leguaje o entre las dificultades que aún quedan por resolver, la escasa retribución a los profesores y el acceso restringido a los niveles de educación superior.

Referencias bibliográficas:

Akademie der Wissenschaften der DDR. Deutsche Akademie der Wissenschaften zu Berlin (1893). Corpus inscriptionum Latinarum (CIL). Editio altera Berolini: G. Reimer.

Arenal, L. (2021). La formación de la inteligencia a través de la literatura grecolatina y su pervivencia. Revista Española de Pedagogía79 (278), 51-58. https://doi.org/10.22550/REP79-1-2021-10

Aristóteles (2002). Retórica. UNAM.

Blanco Pérez, J. I. (2005). Graecia capta ferum vic- torem cepit, una aproximación didáctica. En A. Ezquerra (Coord.), Actas del XI Congreso Español de Estudios Clásicos, vol. 1 (pp. 691-700). Sociedad Española de Estudios Clásicos.

Bonner, S. (2012). Education in ancient Rome. From the elder Cato to the younger Pliny [La educación en la antigua Roma. Del anciano Catón al joven Plinio]. Routledge Library Editions Education.

Bravo Bosch, M. J. (2011). El bilingüismo en Roma de la época republicana a la imperial. Revista General de Derecho Romano16, 1-17.

Cicerón (1897-1917). Obras completas. Librería de Hernando y Compañía.

Cicerón (1997). De la invención retórica. UNAM. Cicerón (1999). El orador perfecto. UNAM. Curtius, E. R. (1995). Literatura europea y Edad Media latina, vol 1. Fondo de Cultura Económica.

Farfán Mejía, E., Perdomo Zambrano, L. A. y Mora Hernández, F. L. (2018). Habilidades del pensamiento y Retórica. Conductual, Revista Internacional de Interconductismo y Análisis de Conducta, 6 (2), 70-85.

Fernández, E. (2011). San Beda el Venerable. En María José Monfort (Coord.), Santos. tesoros de la Iglesia (pp. 45-50). Ediciones Internaciona- les Universitarias.

Hermógenes, Teón, Aftonio (1991). Ejercicios de retórica. Gredos.

Herodas, Partenio de Nicea (1981). MimiambosFragmentos mímicos/Sufrimientos de amor. Gredos.

Herrero, V. J. (1959). Plinio el joven, educador y pedagogo. Estudios Clásicos V, 26, 2-22.

Horacio (1972). Epístolas. UNAM.

Jaeger, W. (2009). Paideia: los ideales de la cultura griega. Fondo de Cultura Económica.

León Lázaro, G. (2013). La educación en Roma. Anuario jurídico y económico esculariense46, 469-482.

Marrou, H. I. (2004). Historia de la educación en la antigüedad. Akal.

Plutarco (1992). Cuestiones romanas. Akal.

Plutarco (1985). Vidas paralelas I. Gredos.

Quintiliano (1999). Institución oratoria. UNAM. Retórica a Herenio (2010). UNAM.

Retórica a Herenio (1991). Bosch.

Russell, D. A. (1983). Greek declamation [Declamación griega]. Cambridge University Press.

Séneca (2005). Controversias. Libros VI-X. Suasorias. Gredos.

Suetonio (1995). De grammaticis et rhetoribus. Clarendon Press.

Sussman. L. (1978). The Elder Seneca [Séneca el Viejo]. Leiden.

Tito Livio (2018). Ab urbe condita, libro 6, parte 25, 8-9. https://historicodigital.com/download/tito%20livio%20i.pdf

Tácito (1977). Diálogo de los oradores. R. UNAM, México.

Artículo original:

Fernández Fernández, E. (2022). Retórica y Educación: una aproximación a la escuela romana. Revista Española de Pedagogía, 80 (283), 475-490. https://doi.org/10.22550/REP80-3-2022-03

Cómo citar esta entrada:

Fernández Fernández, E. (2022). La Retórica como motor de la educación. Aula Magna 2.0. https://cuedespyd.hypotheses.org/12125


[i] Licenciado en Filología Clásica (1994) y en Teoría de la Literatura y Literatura Comparada por la Universidad Complutense de Madrid (2001). Actualmente es Profesor Ayudante Doctor en el Departamento de Filología Clásica de la Universidad Complutense de Madrid. Se ha dedicado a tareas docentes y de investigación en bachillerato y varias universidades y ha realizado estancias de investigación en Oxford, Roma y México. Sus líneas de investigación son la retórica y poética latina, el latín humanístico y la didáctica del latín.



Citar este post
Blanca Arteaga (2022, 30 diciembre). La Retórica como motor de la educación. Aula Magna 2.0. Recuperado 22 de junio de 2024, de https://doi.org/10.58079/nf4q

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Buscar en OpenEdition Search

Se le redirigirá a OpenEdition Search