Oportunidades y desafíos del uso de Chat GPT en educación superior

Por Sara Redondo Duarte

Profesora ayudante doctora

Departamento de Estudios Educativos

Universidad Complutense de Madrid

Palabras clave: BORDON, inteligencia artificial, Chat GPT, universidad, estudiantes

 

La inteligencia artificial tiene un gran potencial para transformar la educación superior. Una de sus aplicaciones más interesantes son los asistentes virtuales o chatbots. Estos son agentes conversacionales que proporcionan respuestas instantáneas al usuario utilizando lenguaje natural en forma de mensajes de texto (sitios web o aplicaciones móviles), basados en la voz (Alexa o Siri), o en una combinación de ambos (Kumar, 2021). Estas herramientas se pueden utilizar de múltiples formas en el ámbito educativo, por ejemplo, como fuentes de información y reflexión, para responder preguntas, recibir explicaciones adicionales y ejemplos sobre conceptos difíciles, realizar el seguimiento del aprendizaje del alumnado, o identificar patrones de rendimiento académico, entre otras posibilidades.

Una manera sencilla de clasificar los chatbots es según su orientación o no a tareas (Neumann et al., 2021). En el primer caso, los chatbots están diseñados con un propósito específico (por ejemplo, la resolución de dudas o la orientación a estudiantes de nueva matrícula), mientras que en el segundo caso pretenden generar una conversación, sin tener en mente una tarea específica que deban desarrollar. Chat GPT se enmarca en esta segunda categoría de chatbots, pues es un programa de conversación basado en texto.

En los últimos meses se está debatiendo ampliamente sobre las aplicaciones y riesgos de Chat GPT en la educación superior. Recordemos que Open IA lanzó Chat GPT- 3.5 en noviembre de 2022 y su versión más reciente, Chat GPT 4, en marzo de 2023. Se trata de una herramienta basada en las interacciones y los comentarios de los usuarios. Aunque todavía se encuentra en proceso de desarrollo y mejora, su capacidad para generar textos rápidamente ha generado un gran debate entre la comunidad académica. 

Chat GPT es capaz de generar una amplia variedad de creaciones en forma de texto, por ejemplo, puede producir ensayos, resolver problemas o escribir letras de canciones. Se le puede pedir que ordene por importancia una lista de libros y haga un resumen de cada uno de ellos, o que desarrolle un texto narrativo con una extensión y estilo de escritura concretos. Ahora bien, ¿sabemos cómo utilizan los estudiantes Chat GPT? ¿es posible desarrollar el pensamiento crítico con esta herramienta?

Es cierto que este chatbot es capaz de formular preguntas que inciten a la reflexión, presentar puntos de vista alternativos o contraargumentos, hacer que los alumnos participen en debates abiertos, darles retroalimentación para que revisen sus argumentos, o incluso pedirles que aporten pruebas de sus afirmaciones o argumentos. No obstante, desde el ámbito académico son muchas las voces que piden cautela con el uso de esta herramienta. Sus principales problemas están relacionados con la forma en que los alumnos interactúan con ella y con la fiabilidad de las respuestas que ofrece. ¿Los estudiantes utilizan Chat GPT solo para copiar, o como una vía más para la reflexión y aprendizaje?

Fuente de la imagen: Pexels

Por el momento, las herramientas actuales no permiten detectar el plagio en los textos generados con Chat GPT. Este hecho, sumado al lenguaje tan natural con el que la herramienta genera los textos, dificulta averiguar si el trabajo ha sido generado o no por inteligencia artificial. En este sentido, han surgido preocupaciones sobre el potencial de Chat GPT para poner en peligro la integridad académica debido a su capacidad para pasar evaluaciones y engañar a los expertos (Nikolic et al., 2023).

Por otro lado, está el problema la fiabilidad de las respuestas de la versión gratuita de Chat GPT. Un ejemplo de ello es que, ante la misma pregunta, a veces ofrece información correcta, pero otras no. En ocasiones inventa información (incluyendo referencias bibliográficas) o muestra datos irreales. Esto probablemente se mejorará en futuras versiones, con una mejor integración con fuentes académicas. Debemos tener en cuenta que Chat GPT sólo recopila información de bases de datos y textos de Internet, por lo que también aprende los sesgos cognitivos que pueda haber en dicha información, incluyendo estereotipos de género y de otra naturaleza (Sabzalieva & Valentini, 2023).

A continuación, se reproduce la respuesta de Chat GPT en el contexto de una conversación sobre esta cuestión de la fiabilidad en las respuestas.

Resulta clave, por tanto, formar a los estudiantes en el uso de esta herramienta y en los riesgos e implicaciones éticas que conlleva. Por ejemplo, podrían estar cometiendo plagio si copian textualmente los textos generados por Chat GPT, que a su vez pueden ser copias textuales de textos protegidos por derechos de autor (Sabzalieva & Valentini, 2023). Diferentes universidades, instituciones y organismos han desarrollado guías para que tanto el claustro como el alumnado aprendan a sacar el máximo partido a Chat GPT. En ellas, se apela a la responsabilidad y compromiso del alumnado con el uso de la información que proporciona la herramienta, y a la necesidad de que sean críticos.

El uso de esta herramienta también conlleva implicaciones relativas al propio proceso de aprendizaje del alumnado.  Por ejemplo, cuando Chat GPT genera un texto, omite la fase previa de selección de información, en la que el alumnado debe contrastar varias fuentes y evaluar su exactitud o credibilidad. Este proceso, por ejemplo, es diferente al que tiene lugar cuando se utiliza un motor de búsqueda, que implica revisar una serie de páginas web y seleccionar la información que se considere oportuna.

El proceso de interacción con Chat GPT funciona de otra manera. Un aspecto clave es escribir adecuadamente el prompt o consulta que realizamos a la herramienta, pues esto va a condicionar en gran medida las respuestas que obtengamos. Para ello, será necesario dar información sobre a quién va dirigida la respuesta (por ejemplo: “soy estudiante de Química”), tratando de ser lo más precisos posible y evitando frases complejas o ambiguas. En este sentido, las universidades están elaborando pautas para que tanto el alumnado como el profesorado puedan escribir los prompts de forma precisa.

Así, la adopción de tecnologías como Chat GPT en la educación superior presenta importantes oportunidades y desafíos. Entre las oportunidades, podemos destacar su potencial como herramienta de apoyo a la docencia y para complementar o enriquecer la experiencia de aprendizaje de los estudiantes; sin olvidar sus desafíos más importantes, entre los que se encuentran tanto la fiabilidad de la información que ofrece (incluyendo posibles sesgos), como los aspectos éticos relacionados el plagio y uso adecuado de las fuentes.

Referencias bibliográficas

Kumar, J. A. (2021). Educational chatbots for project-based learning: Investigating learning outcomes for a team-based design course International Journal of Educational Technology in Higher Education, 18(1), https://doi-org.bucm.idm.oclc.org/10.1186/s41239-021-00302-w

Neumann, A. T., Arndt, T., Köbis, L., Meissner, R., Martin, A., de Lange, P., Pengel, N., Klamma, R., & Wollersheim, H. W. (2021). Chatbots as a tool to scale mentoring processes: Individually supporting self-study in higher education. Frontiers in artificial intelligence, 4, 668220. https://doi.org/10.3389/frai.2021.668220 

Nikolic, S., Daniel, S., Haque, R., Belkina, M., Hassan, G. M., Grundy, S., Lyden, S., Near, P., & Sandison, C. (2023). ChatGPT versus engineering education assessment: a multidisciplinary and multi-institutional benchmarking and analysis of this generative artificial intelligence tool to investigate assessment integrity. European Journal of Engineering Education, 48 (4), 1-56. https://doi.org/10.1080/03043797.2023.2213169

Sabzalieva, E., & Valentini, A. (2023). ChatGPT e inteligencia artificial en la educación superior: Guía de inicio rápido. UNESCO. https://bit.ly/3oeYm2f 

 Cómo citar esta entrada:

Redondo Duarte, Sara (2023). Oportunidades y desafíos del uso de Chat GPT en educación superior. Aula Magna 2.0 [Blog]. https://cuedespyd.hypotheses.org/14349



Citar este post
Blanca Arteaga (2023, 24 noviembre). Oportunidades y desafíos del uso de Chat GPT en educación superior. Aula Magna 2.0. Recuperado 28 de febrero de 2024, de https://doi.org/10.58079/nf78

Un comentario en “Oportunidades y desafíos del uso de Chat GPT en educación superior”

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Buscar en OpenEdition Search

Se le redirigirá a OpenEdition Search