Las revistas científicas de educación toman la palabra en las II Jornadas de investigación e innovación educativa

II Jornadas de investigación e innovación educativa (Cuenca)

Por Sandra Sánchez (Coordinadora editorial de Ocnos: revista de estudios sobre lectura)

Estas Jornadas, celebradas el pasado 25 de enero y organizadas por la Facultad de Educación de Cuenca de la Universidad de Castilla-La Mancha, desarrollaron diversos aspectos sobre la publicación en revistas científicas de alto impacto, la acreditación a TU y CU, y la evaluación de proyectos de investigación en Educación y Tecnología.

La sesión comenzó con la presentación del Decano de la Facultad de Educación de Cuenca, Sixto González, y de los Vicerrectores de Investigación y Extensión Universitaria de la Universidad de Castilla-La Mancha, Julián Garde y Mª Ángeles Zurilla, quiénes hicieron hincapié en la importancia de seguir celebrando eventos sobre estas temáticas, por su importancia para el desarrollo de la investigación y el fortalecimiento de la carrera universitaria.

La primera ponencia, llevada a cabo por el Catedrático de Didáctica de la Expresión Corporal, Onofre Contreras, señaló los desajustes entre los criterios exigidos para la acreditación en las diferentes áreas (medicina, psicología, educación…), pero remarcando que el objetivo final del cambio de sistema ha sido hacer la evaluación lo más objetiva posible para facilitar la acreditación a los docentes, mejorando y/o eliminando las disfunciones que presentaba el modelo anterior. Explicó las calificaciones que se pueden obtener (A-excepcional; B-bueno; C-compensable y D-insuficiente), desglosando los méritos (obligatorios, específicos, complementarios y compensatorios) que deben cumplir los profesores para obtener la categoría de titular (TU) o catedrático (CU).

La segunda ponencia, realizada por José Fernando García Ródenas, director de IBM-España desarrolló el concepto de la inteligencia artificial integrado en el Campus. La ponencia defendió la idea de que a partir de las publicaciones científicas (trabajos de investigación), se creen productos (patentes) para que no se limite el uso de los mismos a la obtención de la titularidad, sino también a darles utilidad para contribuir a la sociedad. No se trataría de sustituir las tareas de los docentes universitarios, sino de incorporarlas en el grupo de las competencias transversales, para complementar la base de conocimiento. Sería necesario que las distintas Facultades universitarias hagan un esfuerzo para colaborar en docencia e investigación desde la interdisciplinariedad.

Por su parte, los ponentes del grupo de investigación GemEduCo, Jesús Jornet y Purificación Sánchez, de la Facultad de Filosofía y Ciencias de la Educación de la Universidad de Valencia, expusieron una visión amplia sobre el diseño de estrategias y criterios de evaluación en proyectos I+D+I Nacionales. Partiendo de la base de cómo había afectado el cambio de modelo en los criterios de evaluación de personal a los procesos de evaluación de los proyectos de investigación, ofrecieron pautas para la presentación y orientación de proyectos, entre las que destacaron la necesidad de que los equipos sean multidisciplinares y planteen los proyectos, desde un principio, en función de las normas y los criterios de evaluación.

La mesa redonda, coordinada por el Vicerrector de Investigación Julián Garde, en la que participaron algunos de los ponentes anteriores, debatió sobre el nuevo modelo de evaluación y las agencias de evaluación en general; señalando que es necesaria una profesionalización de las mismas y cuestionando, por la dificultad que entraña, que  la universidad esté adscrita a dos ministerios (economía y educación), en muchas ocasiones, con criterios contradictorios. La reflexión final fue plantear la necesidad de que se presente una nueva ley de educación de universidades, como una ventana abierta para solucionar todos estos problemas.

El Decano de la Facultad de Educación de Cuenca, Sixto González, expuso la necesidad de promover la participación colaborativa entre todos los campus de la UCLM, señalando la importancia de una asociación entre Facultades para realizar un trabajo cooperativo, y defendiendo la necesidad de estimulación y ayuda a la investigación.

Para cerrar la Jornada, se desarrolló la mesa redonda sobre “Indicadores clave para la publicación de artículos científicos”, coordinada por Santiago Yubero, Decano de la Facultad de Ciencias de la Educación y Humanidades de Cuenca, en la que intervinieron Eva Montenegro de la Fundación Española para la Ciencia y la Tecnología (FECYT), Sandra Sánchez-García, Directora técnica de la biblioteca universitaria del campus de Cuenca y Coordinadora editorial de la revista Ocnos y José Remo, miembro de diversos consejos editoriales de revistas de sociología españolas. Eva Montenegro expuso los procesos de acreditación de calidad demandados a las revistas científicas por parte de la FECYT, señalando las potencialidades de los servicios de atención y asesoramiento para autores y editores e insistiendo en la importancia del acceso abierto y la necesidad de transparencia en los sistemas de comunicación. Sandra Sánchez-García ofreció algunas indicaciones claves para publicar trabajos de investigación en revistas científicas, defendiendo la editorial de las revistas para la mejora de la calidad de los artículos científicos. Además, insistió en la importancia de divulgar la producción científica en medios y redes sociales, poniendo como ejemplo el blog colaborativo de revistas: Aula Magna 2.0. Por su parte, José Remo, señaló las dificultades de los investigadores españoles para publicar artículos en revistas de alto impacto pero, también, incidió en la necesidad de que los autores realicen sus trabajos con rigurosidad y coherencia, adaptándose a los criterios y las normas exigidas por las publicaciones.

El debate suscitado entre los asistentes en torno a la importancia de las publicaciones científicas, tanto para la acreditación como para la concesión de proyectos I+D, llevó a un primer plano el papel de las revistas científicas en educación y las dificultades que se dan para su gestión y para la obtención de unos niveles de calidad, que sean verdaderamente útiles a la investigación y a los investigadores.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *