Feliz 2021

A punto de cerrar este año, debemos hacer balance de nuestro trabajo y creemos que hay que dar valor a lo importante y lo enriquecedor de la vida, priorizando las personas que queremos. 

Durante este 2020, hemos ampliado el consorcio, al cerrar el año 2019, éramos 14 las revistas que integrábamos el consorcio. Este año 2020, lo cerramos con 18 revistas. 

El resumen global señala que el total de artículos que se encontrarán publicados al cerrar este volumen, el sexto, son 219. 

Por supuesto que existe Papá Noel. Sólo que es imposible que una sola persona haga todo lo que hace él. Por eso el Señor ha distribuido el trabajo entre todos nosotros. Por eso todo el mundo es Papá Noel. Yo lo soy. Tú lo eres. Incluso tu primo Billy Bob. Ahora ponte a dormir. Cuenta estrellas. Piensa en la cosa más apacible. Como la nieve. Siento que no llegarás a verla. Pero ahora la nieve cae por entre las estrellas (Truman Capote. Una Navidad) 

El consorcio comienza a difundir algunos de sus resultados como equipo. El primero, una publicación que ha aparecido hace apenas unos días: 

Ruiz-Corbella, M., López-Gómez, E., Arteaga-Martínez, B., & Galán, A. (2020). Visibilidad, impacto y transferencia del conocimiento en revistas científicas de educación: la experiencia de Aula Magna 2.0RELIEVE-Revista Electrónica de Investigación y Evaluación Educativa26(2). 

La segunda una comunicación que presentaremos en el mes de enero: 

Arteaga-Martínez, B. (2021). La educación de adultos en el contexto de la publicación científica: una revisión en el consorcio de Aula Magna 2.0. Primer congreso estatal de educación de personas adultas.

En estos días, brindaremos por la salud y alegría de todas/os nuestras/os compañeras/os de camino: seguidores, seguidoras, autores, autoras, equipo de editoras/es de las revistas y todas nuestras familias, y deseamos que este año 2021 haga realidad algún pequeño sueño.  

Ya veía una larga serie de Navidades futuras, de gozosas cenas de familia, con árbol cargado de juguetes, con sorpresitas retozonas y babosas del abuelo. Creía sentir sobre sus rodillas el peso del «mayorcito» y en las barbas la sobadura de las manos tibias de «la pequeña». ¡Ah sí; aquello era lo bueno, lo honrado, lo digno, lo que debía hacerse!  (Emilia Pardo Bazán) 


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.