Alimentos para el debate

 

Por  Javier Vidal

 Universidad de León

 

 

Han pasado las navidades y ahora empiezan los buenos deseos. Perder peso es uno de ellos ¿verdad? Fiestas, comidas y cenas nos ofrecen alimentos de sobra para lo que necesita nuestro cuerpo, aunque éste reaccione con satisfacción a tal derroche de oferta y uso de manjares. Pero esto sucede durante el atracón, porque después llega la acidez de estómago, los altos niveles de colesterol y la acumulación de grasa abdominal, entre otros males mayores. Las animadas charlas sobre la grandiosa de la cena de ayer derivan en los quejosos murmullos sobre las analíticas del mañana. Parece que los excesos y los atracones tienen buenos resultados a corto plazo y malos a medio y largo plazo. Lo que en el corto plazo parece un tema fascinante de debate, a los pocos días se convierte en la causa de nuestros males. Pero como este blog se llama “Aula Magna 2.0” y no “2 mandarinas en mi cocina”, intentaré explicar a qué viene esta suculenta introducción. Sigue leyendo

El Meta-análisis, como metodología de investigación en educación

Por  Marta Ruíz Corbella

Editora de Aula Magna 2.0.

Editora Jefe de Educación XX1.

Ernesto López Gómez

Coeditor de Aula Magna 2.0

Facultad de Educación (UNED).

Entre las diferentes metodologías de investigación en educación hay una que está cobrando fuerza en estos últimos años. Nos referimos al meta-análisis, entendido como una metodología que permite estimar la media y la varianza de los efectos subyacentes de la población a partir de una colección de estudios empíricos que abordan la misma pregunta de investigación (Field y Gillet, 2010). Cada vez más nos encontramos con investigaciones que utilizan esta metodología, aunque, en ocasiones, sin el rigor y precisión necesaria. Indican que han utilizado el meta-análisis, pero el proceso de selección de estudios, los criterios de inclusión, el cálculo de tamaños de efecto, el análisis real a través de diferentes paquetes estadísticos y la estimación de sesgos de publicación, entre otros aspectos, no son considerados suficientemente, lo que nos lleva a concluir que el/los investigador/es no conocen realmente las exigencias de esta metodología. Sigue leyendo